lunes, 26 de diciembre de 2011

Publicado en Pagina 12 (24/12/2011)

Un verano sin demoliciones


El sábado 31, a las 24, queda sin efecto el régimen especial que protege los edificios anteriores a 1941. El oficialismo se negó a renovarlo, pero la Justicia prohibió ayer que se concedan permisos de demolición o refacción.


Por Sergio Kiernan


La Justicia porteña concedió ayer el amparo que pidieron las seis mayores ONG de defensa del patrimonio edificado. La medida precautelar, que prohíbe al Gobierno de la Ciudad permitir cualquier demolición o reforma de edificios anteriores a 1941, fue emitida en cuestión de horas por la jueza de primera instancia en lo Contencioso Tributario Andrea Danas. En los próximos días, luego de que se compruebe que no hay otras causas similares, el amparo será sorteado nuevamente para un fallo definitivo.


La jueza Danas aceptó el argumento de urgencia presentado por María Carmen Usandivaras, la letrada de Basta de Demoler, la organización civil que presentó el pedido de amparo junto a la Fundación Ciudad, Proteger Barracas, Salvar a Floresta, SOS Caballito y la Protocomuna Caballito, con apoyo de varias ONG de Boedo, San Telmo, La Boca y otros barrios. Fue por eso que citó a los peticionantes al final de la tarde y a las 21 horas les comunicó formalmente que había emitido una precautelar prohibiendo las demoliciones.


La medida protege los 140.000 inmuebles de Buenos Aires construidos antes de 1941, que representan casi el 20 por ciento del total de los 200 millones de metros cuadrados de la capital. Estos edificios cuentan hasta el próximo sábado a las 24 horas con un régimen especial, creado en diciembre de 2007, que impide que sean demolidos “por ventanilla”. El trámite para edificios de esta antigüedad implica que los expedientes sean revisados por el Consejo Asesor en Asuntos Patrimoniales, que puede “desestimarlos” y autorizar su destrucción o girar la carpeta a la Legislatura, recomendando su catalogación definitiva. En cuatro años, el Consejo recibió 5242 pedidos de demolición, permitió 4253 y recomendó la catalogación de apenas 989 edificios.


A comienzos de este mes, el bloque oficialista en la Legislatura anunció que no iba a permitir que se renovara el mecanismo, como se hacía anualmente desde 2007, “por orden de Macri”. La operación fue sorpresiva y la comandó en persona el diputado Cristian Ritondo, que impidió que los miembros del PRO de la Comisión de Planeamiento de la Legislatura firmaran siquiera el despacho para el tratamiento de la ley. De hecho, Ritondo hasta forzó, en una gritería memorable, al entonces diputado Patricio Di Stefano a retirar su firma del despacho. Di Stefano había firmado porque en ese momento era presidente de la Comisión de Patrimonio, nada menos.


Al cesar el régimen especial, se revierte al sistema anterior, en el que la antigüedad o el valor histórico o arquitectónico de los edificios a demoler simplemente no tenían existencia legal. El único freno que se acepta en la ventanilla del Mercado del Plata, el edificio municipal de Carlos Pellegrini y Diagonal, es que el inmueble no esté catalogado en firme. Ante lo que prometía ser un “verano de la piqueta”, se recurrió a varias estrategias.


Una fue la presentación por parte de diputados de la oposición de varios proyectos para renovar el sistema, por plazos más largos que un año. Como el oficialismo maneja la agenda de las sesiones extraordinarias, cuyo temario es presentado por el Ejecutivo, esta idea no prosperó porque simplemente no fue incluida en lo que llegó al recinto esta semana. La siguiente iniciativa fue presentar un proyecto-ómnibus, que pide catalogar los 140.000 edificios antiguos de la ciudad, para bloquear su demolición. La diputada María José Lubertino lo hizo por pedido de las ONG patrimonialistas. La sola existencia de un proyecto así impide la demolición de cualquier edificio hasta que se expida la Legislatura, según jurisprudencia de la Cámara porteña.


El amparo ahora concedido fue la tercera estrategia. Según la jueza Danas, le ordenó al Poder Ejecutivo de la Ciudad congelar todos los pedidos de demolición o reforma de edificios cuyos permisos de construcción o su existencia por catastro sea anterior a 1941. Según la jueza, la prohibición se debe mantener hasta que la Legislatura trate el tema de fondo y decida sobre la misma existencia del patrimonio de la ciudad.


No es la primera vez que la jueza Danas falla sobre cuestiones urbanas. En junio, detuvo también con un amparo la construcción de una torre de 27 pisos de altura en Beruti y Coronel Díaz. Los amparistas eran los vecinos del barrio, reunidos en la Asociación Amigos del Alto Palermo, que denunciaron que el edificio, de 32.000 metros cuadrados, triplicaba el total permitido en la zonificación. En marzo de 2010, la jueza también aceptó el pedido del Observatorio de Derechos Humanos de la Ciudad y frenó la provisión de pistolas eléctricas a la Policía Metropolitana.




ASAMBLEA ANUAL

El miércoles 21 de diciembre se llevó a cabo la asamblea Anual Ordinaria donde, de acuerdo al mandato de la carta orgánica se procedió a elegir las nuevas autoridades de nuestra asociación.


La nueva Comisión Directiva quedo conformada de la siguiente manera:


Presidente: Eduardo Gaspar Espeche


Vicepresidente: Alicia Bocos


Secretario: Gabriel De Bella


Prosecretaria: Ana María Sierra


Tesorera: Elena Hidalgo


Protesorero: Mario Diez


Vocales: Claudia Carlasarra / Alberto Sánchez


Vocal Suplente: Fernando López


Secretaria de Actas: Elena Salotto


Revisores de Cuentas: Andrea Lopez / Cesar Bonfil


martes, 13 de diciembre de 2011

NOTA PUBLICADA EN EL SUPLEMENTO m2 DE PAGINA 12

La contraofensiva


El macrismo patoteó y no permitió que se renovara la ley que protege el patrimonio. La diputada Lubertino respondió con un proyecto de ley masivo que protege todo lo construido antes de 1941.



Por Sergio Kiernan



De las clases de física queda un recuerdo ya vaporoso de un principio que decía que a cada acción le sucede una igual y opuesta. Acción y reacción, se llamaba la cosa, quedando en claro que lo que necesariamente ocurre en el mundo natural no se cumple siempre en el político. De hecho, en el macrismo confían en que las leyes naturales no se cumplan y que la patoteada que organizaron hace una semana contra el patrimonio quede impune. La buena noticia es que el bueno de Newton sigue vigente en la Buenos Aires del PRO, que hubo una reacción y que fue realmente fuerte. El jefe de Gobierno ordenó liberar todo para demoler, la respuesta fue un proyecto de ley que impide que se demuela nada.


La idea surgió de las ONG patrimonialistas, que se quedaron desoladas por la violencia moral del macrismo, que hace dos viernes saboteó la renovación de la Ley 3056. Veintitrés organizaciones barriales y patrimoniales se contactaron con la diputada María José Lubertino para que presentara un proyecto drástico: catalogar absolutamente todo lo construido en Buenos Aires antes de 1941. Lubertino entendió que esto era una respuesta política a la agresión del PRO, porque el solo hecho de que exista su proyecto de ley inhibe todo inmueble construido antes de ese año. Donde los macristas, con Cristian Ritondo a la cabeza, buscaron un verano en que llovieran edificios demolidos, se encontraron con que no se podrá demoler nada.


La patoteada


La asonada comenzó hace dos viernes, cuando se reunía la Comisión de Planeamiento de la Legislatura, que preside Silvina Pedreira y dirige Bárbara Rossen. Hubo un problema de horarios –o una treta, sigue sin quedar claro – que hizo que los macristas estuvieran solos por un rato. Firmaron y se fueron, y sólo entonces se descubrió que no habían firmado el despacho de renovación de la 3056. A medida que llegaron otros diputados, comenzó a crecer el espanto y el escándalo: los macristas habían hecho lo suyo frente al Quién es Quién de las ONG del tema. Alguno alcanzó a firmar, otros –como Juan Cabandié– se encontraron con la inflexibilidad de Pedreira, que reglamentó hace mucho que nadie firma nada cuando la reunión termina. El truco salió perfecto y Rossen lo festejaba de viva voz.


La cosa fue tan dura que el saliente diputado Patricio Di Stefano, presidente nada menos que de la Comisión de Patrimonio, tuvo que volver al día siguiente y retirar su firma. Ritondo, pudo establecer este suplemento con gran facilidad, le gritó hasta que temblaron las ventanas. En los días siguientes, en el bloque oficialista admitieron con soltura que la orden venía directamente de Macri, que era prioridad y que por algo “tenemos el 64 por ciento de los votos”. No hubo caso de negociar, hablar, discutir. Y con la oposición también dispersa a nivel ciudad, parecía que no había solución.


Lo que el macrismo se estaba sacando de encima era la molestia de no poder demoler por trámite administrativo, pasando por ventanilla y con todo el tema manejado por gente de confianza, empleados del Ministerio de Desarrollo Urbano. Este sistema dejó de existir a fines de 2007, cuando Basta de Demoler generó una verdadera crisis al ganar el amparo que impidió la destrucción de la Casa Bemberg, en Montevideo al 1200. El caso era típico de cómo se destruía lo nuestro y cómo quieren volver a destruirlo: la Casa estaba en catalogación pero todavía no estaba catalogada, lo que toma un tiempo considerable y es de hecho más complicado que cambiar la Constitución porteña. Como no estaba catalogada, el Ejecutivo permitía demolerla sin problemas, alegando que no sabían que estuviera protegida o inhibida. Así caían edificios, cuando los dueños eran avisados de que les podían catalogar sus inmuebles y corrían a sacar licencias.


Basta de Demoler planteó que esto era una trampa de rango constitucional, ya que el Ejecutivo le impedía al Legislativo hacer su trabajo porque la demolición tornaba abstracta la cuestión y los diputados no tenían qué discutir. La Justicia le dio la razón a la ONG, la Ciudad apeló y la Cámara emitió un fallo histórico, reafirmando el de primera instancia, extendiéndolo explícitamente a toda la ciudad y ordenando que todo edificio quedara inhibido por el solo hecho de que estuviera siendo considerado por los diputados.


No es difícil imaginar la reacción de los especuladores inmobiliarios, la industria favorita del macrismo. Pero con Jorge Telerman todavía en el gobierno y con Macri ni siquiera asumido, había que desactivar la bomba de tiempo. Así fue que el PRO aceptó una idea de la entonces diputada Teresa de Anchorena y votó la Ley 2548, que creaba el trámite especial para todo lo construido antes de 1941. Se echó mano al Consejo Asesor en Asuntos Patrimoniales, un sello de goma que existía en el Ministerio de Desarrollo Urbano, y se aprobó el sistema por un año.


Este método fue renovado en 2008, 2009 y 2010 sin mayores problemas, aunque los rezongos eran notables. El CAAP, como se sabe, deja tantísimo que desear, pero salvó muchos edificios y aportó algún nivel de mediación y racionalidad al tema. Estas virtudes evidentemente molestaron y se decidió en este 2011 sabotear todo, eliminar los frenos. La hipótesis de mínima era tener un verano tranquilo demoliendo, la de máxima volver a 2007 y destruir tranquilos, por ventanilla.


Ahí entraron Lubertino y las ONG.


La respuesta


Basta de Demoler, Proteger Barracas, Fundación Ciudad, SOS Caballito, Protocomuna Caballito, Salvar a Floresta, Amigos de la Avenida Pueyrredón, Recoleta Peligra, Vecinos por La Cuadra, Asociación Civil La Imprenta, Cultura Abasto, los vecinos de Parque Chacabuco, los de Palermo Viejo, los de Barracas y los de Boedo barajaron varias estrategias, además de masticar sus broncas. La contraofensiva pasa por retomar el pedido de que se renueve la 3056, por llevar el tema a la Legislatura para que el oficialismo no haga lo que quiera y por frenar en seco la fiesta de la piqueta, tan rentable.


La diputada Lubertino tomó la iniciativa en este último aspecto con un proyecto de ley que fue presentado este martes a la tarde y tiene el número 2519-D-2011. La idea es simple y se basa justamente en el fallo de la Cámara, al que cita en sus fundamentos: si el PRO quiere demoler todo desarmando la 3056, se pide catalogar todo para que todo quede inhibido. Y en este caso, todo es “los inmuebles de propiedad pública o privada que se encuentren emplazados en cualquier parte del territorio de la Ciudad, cuyos planos hayan sido registrados antes del 31 de diciembre de 1941 o, en su defecto, cuyo año de construcción asentado en la documentación catastral correspondiente sea anterior a dicha fecha”.


El texto, que acompañó Martín Hourest, le agrega tareas al Ejecutivo, como que en 180 días haga de una vez el relevamiento e inventario de los inmuebles anteriores a 1941, y que esa lista sea considerada por el CAAP. El tercer artículo repite, por las dudas, los límites al decir que “el Ejecutivo no autorizará ningún tipo de reforma, demolición o construcción nueva” en estos edificios “hasta la definición del grado de protección o intervención por parte de esta Legislatura”.


Los fundamentos le avisan a quien quiera leerlo de la cantidad de ONG que apoyan el proyecto, indican que se trata de 140.000 edificios librados a la mala voluntad de la ventanilla y acusa al Ejecutivo de “burlar” a quienes “de forma totalmente desinteresada, desde hace varios años, dan la lucha diaria para la protección y conservación del patrimonio de la Ciudad”.


Este proyecto de ley de la diputada Lubertino congela de hecho la piqueta. Si el ministro Daniel Chain, su subsecretario Héctor Lostri o alguno de sus directores generales permiten una demolición a partir del primer día de 2012, estarán violando el fallo de la Cámara. Y estarán cometiendo una grosera violación de sus deberes como funcionarios públicos, que arrancan por respetar las leyes.

sábado, 3 de diciembre de 2011

NOTA PUBLICADA EN "LA FLORESTA"

LEGISLADORES DEL PRO QUITARON LA PROTECCIÓN A NUESTRO PATRIMONIO


Buenos Aires desprotegida


03/12/2011 - Los diputados del PRO, Cristian Ritondo, Álvaro González y Bruno Screnci, integrantes de la Comisión de Planeamiento Urbano de la Legislatura porteña, no acompañaron el proyecto que pretendía prorrogar la Ley 2.548, norma que establece un procedimiento especial de protección patrimonial para determinadas propiedades públicas y privadas frente a la amenaza de las demoliciones. La ley, sancionada el 14 de diciembre del 2007, dejará de tener vigencia el 31 de diciembre del presente año al no prosperar un proyecto de prórroga presentado por el legislador Martín Hourest.


La reunión de la Comisión de Planeamiento Urbano de la Legislatura porteña se venía realizando con normalidad hasta el momento en que debió tratarse la prórroga de la Ley 2.548. En ese momento los representantes del PRO abandonaron el lugar, dejando al patrimonio arquitectónico en manos de los intereses comerciales.


La ley 2548, prorrogada ya en un par de oportunidades, trata sobre el procedimiento de Promoción Especial de Protección Patrimonial de varias construcciones porteñas. Dichas disposiciones se aplican, entre otros casos, a los inmuebles emplazados en cualquier parte del territorio de la Ciudad de Buenos Aires, cuyos planos hayan sido registrados antes del 31 de diciembre de 1941. Esta norma fue la que en el año 2009 permitió la protección del llamado "castillito" de la calle Dolores 438, el cual corría riesgo de ser demolido para construir, en su lugar, un edificio torre.


Los legisladores del PRO impidieron que se tratara la tercera prórroga de la ley que brinda protección a casi 3.000 edificaciones representativas de la Ciudad. La norma es el único mecanismo de resguardo que posee el patrimonio arquitectónico porteño. Cabe señalar que los grupos constructores se opusieron desde un comienzo a la promulgación, y posterior prórroga, de la ley mencionada.


Como síntesis diremos que existen cerca de 100.000 viviendas anteriores a 1941, que de ese total se habían revisado hasta mitad de año apenas 7640 (el 5%), de las cuales 2037 se catalogaron preventivamente. Cerca de 80 no pudieron evaluarse porque fueron demolidas ilegalmente.


Proteger la identidad barrial, revalorizar edificios únicos por su tipología, significa cuidar nuestras joyas arquitectónicas y nuestro patrimonio como ciudad cultural. Lamentablemente, a partir del primer minuto del año entrante sólo la conciencia (inexistente) de los intereses inmobiliario podría ponerle freno a la demolición sistemática que se avecina.


Carlos Davis

domingo, 27 de noviembre de 2011

ACTO POR EL GRAN RIVADAVIA

El 25 de noviembre La Legislatura porteña colocó una placa en el cine-teatro Gran Rivadavia, de Floresta, a propósito del reconocimiento como sitio de Interés Cultural de la Ciudad que le otorgó el Parlamento a instancias de un proyecto de la diputada Silvina Pedreira.



Pedreira, destacó "el valor simbólico e identitario" que tiene el inmueble para los barrios de Floresta y Vélez Sarsfield, al mismo tiempo que recordó que "se logró rescatar un bien cultural, reconocido como patrimonio propio por parte de los vecinos" y augurando una próxima reapertura del cine



Por otra parte el Presidente de la Asociación Salvar a Floresta Sr. Gaspar Cruz Espeche, digo que esto es un nuevo paso para lograr que el Gran Rivadavia vuelva a funcionar, sabemos que la empresa es difícil pero de poder conseguir nuestro anhelo estaríamos ante un hecho trascendental en el ámbito de la cultura.



Ante más de cien personas y con la presencia de distintos medios barriales y representantes de distintas organizaciones como “Cine del Plata 100x100 Cultural”, “Floresta la Porteña” entre otras se procedió al descubrimiento de la placa donde conmemorativa, que la misma debido a la dificultad de fijarla, a causa de los paneles publicitarios que protegen el frente vidriado y a pesar de la colaboración de la Propietaria del Cine en buscar un sector para su colocación definitiva, dicha placa ha quedado en custodia de la Asociación Civil Salvar a Floresta, hasta su colocación en forma definitiva.



Terminado el acto todos los asistentes, gracias al apoyo constante del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Acción Federal), pudieron disfrutar de la Película “Un Cuento Chino” con Ricardo Darín, ganadora de varios premios en las últimas semanas.


miércoles, 23 de noviembre de 2011

UN CUENTO CHINO EN LA PUERTA DEL GRAN RIVADAVIA

Con motivo de la resolución de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires de declarar al Cine Gran Rivadavia SITIO DE INTERÉS CULTURAL DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES, el próximo viernes 25 de noviembre a las 19.30hs se procederá a descubrir una plaqueta conmemorativa en el frente de dicho cine y será otra oportunidad en que todos los vecinos de Floresta y Velez Sarsfield nos juntemos no solo para festejar este nuevo logro o para ver una buena película en la puerta como lo haremos viendo UN CUENTO CHINO con Ricardo Darín (gracias al apoyo del INCAA) sino de pedir una vez más y tratar de ser escuchado nuestro deseo y pedido que el Gran Rivadavia vuelva abrir sus puertas y recuperar el brillo que alguna vez ha tenido.
desde SALVAR A FLORESTA sabemos que un cine con 2000 espectadores ya no volverá pero también el Gran Rivadavia fue teatro y por aquí han pasado figuras como Darienzo, ´Mercedes Sosa, Spinetta, Jairo, León Gieco y actores de la Talla de China Zorrilla, Ricardo Darín, Enrique Pinti entre otros, la nueva tecnología y ahora sumado la corrupción en el copiado de películas han producido profundas heridas en la industria del cine, pero algo que no se ha podido destruir es la actuación en vivo y ese es el sueño de cada vecino volver a ver las grandes figuras del país en nuestro barrio.
Los esperamos el viernes 25 a partir de las 19.30 en la puerta del cine, Av. Rivadavia 8636 cap.

martes, 22 de noviembre de 2011

EL CINE MOVIL SE MUDA AL GRAN RIVADAVIA

EL 25 DE NOVIEMBRE EL CINE MOVIL SE MUDA DE LA CANDELARIA A LA PUERTA DEL GRAN RIVADAVIA
Con motivo de la resolución de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires de declarar al Cine Gran Rivadavia SITIO DE INTERÉS CULTURAL DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES, el próximo viernes 25 de noviembre a las 19.30hs se procederá a descubrir una plaqueta conmemorativa en el frente de dicho cine y será otra oportunidad en que todos los vecinos de Floresta y Velez Sarsfield nos juntemos no solo para festejar este nuevo logro y no solo de ver una buena película en la puerta, sino de pedir una vez más y tratar de ser escuchado nuestro deseo y pedido que el Gran Rivadavia vuelva abrir sus puertas y recuperar el brillo que alguna vez ha tenido.

Desde SALVAR A FLORESTA sabemos que un cine con 2000 espectadores ya no volverá pero también el Gran Rivadavia fue teatro y por aquí han pasado figuras como Darienzo, ´Mercedes Sosa, Spinetta, Jairo, León Gieco y actores de la Talla de China Zorrilla, Ricardo Darín, Enrique Pinti entre otros, la nueva tecnología y ahora sumado la corrupción en el copiado de películas han producido profundas heridas en la industria del cine, pero algo que no se ha podido destruir es la actuación en vivo y ese es el sueño de cada vecino volver a ver las grandes figuras de pa´s en nuestro barrio.


Por eso bajo el lema "solo queremos que vuelva el GRAN RIVADAVIA" nos juntamos el viernes 25 a partir de las 19.30 en la puerta del cine, Av. Rivadavia 8636 cap.

martes, 15 de noviembre de 2011

VIGENCIA DE LAS LEYES

Atentos a diversos comentarios surgidos de la mala información o intencionadamente para confundir y llevar a cabo actos contra las leyes que rigen en la ciudad y en nuestro barrio, en especial la ley 3507 APH Floresta, donde se dice no tiene vigencia por no estar reglamentada, queremos aclarar primeramente que la ley 3507 no necesita reglamentarse dado que es una MODIFICACIÓN del Código de Planeamiento Urbano, y este código está reglamentado desde el año 1977.


Pero para mayor aclaración del tema transcribimos los conceptos vertidos en la materia por parte de la Defensora de Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires Dra. Alicia Pierini



“Es un concepto errado afirmar que una ley sancionada, promulgada y publicada, no está vigente por falta de reglamentación. Ignoro el origen de tal afirmación, que no se sustenta en ninguna norma ni jurisprudencia. Hasta llegó a exagerarse que no reglamentar es un veto encubierto. Pero no es así. Las leyes se hacen para ser cumplidas, y entran en vigencia automáticamente a los ocho días de su publicación oficial, excepto que su propio texto indique otra fecha.
La reglamentación de la ley sólo es necesaria para aquellos artículos que requieren detalles de implementación que completen la norma que de otra manera no podría ejecutarse. Además, al reglamentar aquellos artículos que no sean operativos per se, el poder administrador debe cuidar no vulnerar el sentido ni el espíritu del poder legislativo.
Por ejemplo: la ley 3562 tan mencionada estos días, estableció su entrada en vigencia a los 30 días de su publicación oficial, ésta se realizó el 10 de diciembre del 2010 (BO 3561) por consiguiente y por voluntad del legislador, entró en plena vigencia el 10 de enero de 2011 sin condición alguna.
Repasando su texto apenas uno o dos artículos podrían requerir reglamentación.
Los otros son bien claros, veamos por ejemplo ¿qué habría que reglamentarle al artículo tres que dice: “Art.3: El representante técnico designado es responsable de la supervisión de los trabajos y de tomar las medidas necesarias para evitar derrumbes, deslizamientos de tierra, daños a linderos y cualquier otro perjuicio que puedan producir los trabajos de excavación, submuración y conexos” ?
A mi juicio, nada: está vigente y es operativo desde el 10 de enero de este año.
Entonces ¿qué ocurre con lo no reglamentado que resultara imprescindible? Estaría configurada una inconstitucionalidad por omisión y el Poder Judicial –de estimarlo así- podría llenar el vacío o bien ordenarle al Ejecutivo cumplir con la reglamentación para no obstaculizar, por omisión, una vigencia legal.”



Dra Alicia Pierini Defensora del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires


miércoles, 9 de noviembre de 2011

REVOLUCIÓN EN FLORESTA

NUEVA FUNCIÓN DEL CINE MOVIL


El próximo viernes 11 a la 20.30hs en el salón de actos del Instituto La Candelaria (Bahía Blanca 363), con entrada libre y gratuita, se proyectará la película REVOLUCIÓN "EL CRUCE DE LOS ANDES"


Es un film protagonizado por Rodrigo De la Serna y dirigido por Leandro Ipiña, que narra la epopeya del libertador Don José de San Martín en la campaña militar que constituyó un hito fundamental para la Independencia americana.


La mayor parte del filme fue filmado en el pueblo de Barreal, ubicado al sudeste de la provincia de San Juan en el Valle de Calingasta, aunque también se rodaron escenas en la ciudad de Buenos Aires.


Junto a De la Serna, participan también 15 actores y actrices en roles secundarios y alrededor de 1400 extras que intervienen en distintos momentos a lo largo de las escenas del rodaje.


El Cruce de los Andes es considerado uno de los grandes hitos de la historia argentina, particularmente de las Guerras de la Independencia así como también, una de las mayores hazañas de la historia militar universal. El Gral. José de San Martín y su Ejército atravesaron la cordillera de los Andes desde la región de Cuyo hasta Chile para enfrentar a las tropas de la corona española que allí se encontraban.



FICHA TÉCNICA:
LIBRO: Leandro Ipiña y Andrés Maino
DIRECCIÓN: Leandro Ipiña
PRODUCCIÓN: Canal 7, Canal Encuentro, INCA, TVE, Gobierno de la Prov. de San Juan
PRODUCTOR GENERAL CANAL 7: Gustavo Villamagna
PRODUCTORA DELEGADA CANAL ENCUENTRO: Marina Bacín
DIRECTORA DE PRODUCCIÓN: Dolly Pussi
ASISTENTE DE DIRECCIÓN: Andrés Piluso
JEFE DE PRODUCCIÓN: Federico Prado
DIRECTOR DE FOTOGRAFÍA: Javier Juliá
DIRECTOR DE SONIDO: Martín Griñaschi
DIRECTOR DE ARTE: Sergio Rud
DIRECTOR DE VESTUARIO: Julio Suarez
MAQUILLAJE: Mirta Blanco

ELENCO:
RODRIGO DE LA SERNA: Don José de San Martín
JUAN IGNACIO CIANCIO: Manuel Corvalán (niño)
JAVIER OLIVERA: Gral. Bernardo O' Higgins
VICTOR CARRIZO: rastreador
MATIAS MARMORATTO: Fray Bernardo García
PABLO RIBBA: Fray Félix Aldao
LAUTARO DELGADO: periodista
ALBERTO PALOMEQUE: José Francisco Blanco
ANA GUTIERREZ: Remedios de Escalada
MARTÍN RODRIGUEZ: Gral. Miguel Soler
GUILLERMO KUCHEN: Mayor Luna
ALFREDO CASTELLANI: padre de Corvalán
LEON DOGODNY: Corvalán (adulto)
HERNAN DEL PUERTO: soldado del Regimiento 8


En esta oportunidad SALVAR A FLORESTA estará recibiendo de todo aquel que lo desee donaciones de alimentos no perecederos para el comedor comunitario de la Parroquia de la Candelari


jueves, 3 de noviembre de 2011

DECLARAN SITIO DE INTERÉS CULTURAL AL GRAN RIVADAVIA

En el día de hoy jueves 3 de noviembre la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, con el voto de todos los legisladores presentes ha resuelto declarar al Cine Gran Rivadavia Sitio de Interés Cultural de nuestra ciudad.
Este logro es un nuevo paso en la búsqueda de la reapertura de este predio, está declaración es una reafirmación de la voluntad y deseo de los vecinos de Floresta y Vélez Sarsfield para su recuperación y vuelta a funcionar como ámbito de la cultura y así fue entendido por los diputados presente hoy en legislatura.

martes, 1 de noviembre de 2011

VUELVE EL CINE MOVIL

Luego del éxito obtenido en el mes de septiembre con el ciclo Veo Veo de Películas infantiles, el Cine Movil de Salvar a Floresta vuelve con un ciclo de películas para la familia.


Con entrada libre y gratuita las funciones serán los días viernes 4, 11, 25 de noviembre y 2 de diciembre a las 20.30hs, en el Salón de Actos del Instituto de la Candelaria. Bahía Blanca 363, frente a la plaza Velez Sarsfield.


Como venimos diciendo con “el Cine Móvil” busca recrear y fomentar el hábito del cine, sabemos que no se volverán a repetir aquellas salas con más de 2000 espectadores, pero si mostrar y revivir aquel ritual del ingreso, el programa, el acomodador etc., aquello que muchos recuerdan pero que los menores de 25 años no han vivido o es un vago recuerdo en sus memorias, no solo estamos pretendiendo recuperar el Cine Gran Rivadavia sino también queremos recuperar al espectador y que lo hagan en familia, por eso este ciclo que comienza con “Un Cuento Chino” con Ricardo Darín, Huang Sheng Huang y Muriel Santa Ana.

domingo, 30 de octubre de 2011

RECUPERACIÓN DE LA CARPINTERIA

A veces no hace falta ir a la Justicia, o ir a la oficina de algún funcionario de la ciudad, para que luego de algunos meses darnos cuenta que hemos perdido el tiempo, porque en realidad solo lo que se buscó es que “algunos” ganen tiempo o esperar alguna protección preventiva.


Cuando nos avisaron que la Carpintería de Velasco, aquella que aparecía en el libro de Vattuone en una foto del 1900 estaba en alquiler, fuimos a verla la misma presentaba un estado de bastante deterioro, que nos hacía dudar su valor arquitectónico y por ende luchar para preservarla, pero la Defensoría Adjunta de la Ciudad a cargo de Gómez Coronado opinó lo contrario, la misma era un claro y escaso ejemplo de arquitectura de pequeña e incipiente industria de la ciudad de comienzo de siglo XX, aquella fábrica de escoba hoy carpintería debería ser preservada.


Solo fueron unos volantes, una reunión para buscar recuerdos donde allí los vecinos haciendo gala de su memoria, recordando actores y anécdotas y su amor a esos personajes y tiempos vividos que hacen a la identidad de Floresta y Velez Sarsfield, que tuvieron fuerte impacto y algunos medios “levantaron” la noticia.


Pareciera ser que estas pequeñas cosas fueron suficientes para que alguien con una visión que va más allá de demoler, mal modernizar un edificio o arrasar y poner un simple tinglado como sucede en el Centro Comercial Avellaneda, hizo que este predio volviera a rejuvenecer, a ser lo que fue pero con rasgos actuales, como dice la canción de “tango Feroz” El amor es más fuerte y hoy la podemos ver nueva pero llena de historia, sus molduras y paredes vuelve a brillar, y como signo de respeto de un barrio hoy sus paredes lucen limpias y sin ningún grafitti.


Según parece en diciembre vuelve LA CARPINTERIA (ese va hacer su nombre comercial), y como paradoja del destino su especialidad será la recuperación de muebles antiguos, recuperación de marcos, trabajos de ebanista.


La Carpintería de Velasco no solo recupero su edificio sino su uso y se amoldó a su historia.






martes, 25 de octubre de 2011

RESOLUCIÓN DE LA DEFENSORÍA DEL PUEBLO DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

Con la intervención del Defensor Adjunto de la Ciudad Gerardo Gomez Coronado, la Defensora del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires Dra. Alicia Pierini, luego de casi un año de investigación y ante las distintas obras que se vienen realizando en el barrio de Floresta, llegando a la presunción de un incumplimiento por parte de las áreas de Fiscalización y Control del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en sus deberes ante la no intervención en tiempo y forma en distintos casos.


La Defensoría de la Ciudad resolvió el 12 de octubre de este año “RECOMENDAR” al Director de General de Fiscalización y Control de Obras, que en uso de sus facultades legales arbitre lo necesario para de realizar las inspecciones correspondiente en la comuna 10 tendiente a verificar el cumplimiento del procedimiento establecido para la regulación o demolición de las obras ejecutadas aplicando de así corresponder, las sanciones previstas en el Código de Edificación de la Ciudad.


La Defensoría ha fijado un plazo 30 días de acuerdo a lo previsto en el art. 36 de la Ley 3

sábado, 15 de octubre de 2011

Nota publicada en el Suplemento m2 de Página 12

POR FLORESTA


Uno de los festejos que hacen los vecinos cuando reciben un Area de Protección Histórica en su barrio es que pasan a tener las herramientas legales para limpiarlo de cartelerías. En esta ciudad, los carteles nos tapan, literalmente, y son un recurso para perezas diversas, como tapar equipos de aire acondicionado mal puestos o cajas de cortinas metálicas. Como en un APH se restringe y por mucho lo que los comerciantes pueden hacer, la zona recupera un aire de limpieza visual. Quien lo quiera comprobar, que se dé una vuelta por la avenida Callao, libre ya de marquesinas por ser APH.


Pero como el macrismo es un fenómeno cosmético, light, que piensa la ciudad en términos de country, estas leyes se aplican de forma despareja. En Callao se limpió hasta de prepo, a grúa y cuadrilla, la cartelería remolona. Pero en el APH de Floresta esta ley, pese a ser idéntica, sigue sin aplicarse. ¿Será que los funcionarios de la Ciudad viven todos en la zona norte, con lo que usan Callao pero medio se olvidan de que existe Floresta?


A principios de mes, la Defensoría del Pueblo porteño que encabeza Alicia Pierini emitió una resolución dirigida al ministro de Espacios Públicos Diego Santilli, por pedido de los vecinos de Floresta. Estos vecinos le pidieron al defensor adjunto Gerardo Gómez Coronado que los visitara para ver el estado de sus adoquinados, lo que es una muestra más de la sofisticación a la que llegan los porteños en el cuidado de su espacio urbano.


Gómez Coronado fue, vio y envió a Oficina Técnica de Arquitectura y Urbanismo de la Defensoría, que elaboró un informe, sobre lo encontrado, el 701/OTAU/2011. A nadie sorprenderá saber que las calles del APH Floresta exhiben la colección incoherente de asfalto, empedrado y empedrado malamente emparchado con asfalto ya típica de Buenos Aires. Pero resulta que los vadenes reglamentarios faltan en muchos sectores, hay una notable cantidad de canteros de vereda rotos y vacíos, puro yuyito y tierra sin árbol, y pese a ser un APH se hicieron veredas de cemento peinado, la nueva pasión macrista.


Los miembros de la Oficina Técnica encontraron además que sobre la avenida Avellaneda, ahora un centro comercial, campean las marquesinas, que nadie en el gobierno porteño parece notar. Para peor, ni está completo el listado de inmuebles catalogados incluidos en el APH, lo que puede dar pie a todo tipo de travesuras.


El defensor adjunto recomendó, con treinta días de plazo, que el ministro Santilli revierta los parches de asfalto en las calles empedradas y haga reparaciones con adoquines, como corresponde, y que repare las muy baqueteadas veredas de la Floresta histórica con baldosas calcáreas, también como corresponde. También pide que se planten árboles en los canteros vacíos y se construyan vadenes en los cruces donde se necesitan.


Esto es un documento notable: un ombudsman tiene que hacer un informe técnico y una recomendación para que un ministro de Espacio Público haga el más mínimo gesto de mantenimiento del espacio público...




Joaquín v. González y Bacacay último parche realizado

miércoles, 21 de septiembre de 2011

CINE PROHIBIDO PARA MAYORES

Con motivo de festejo del día de la primavera, el Cine Móvil se trasladó al Jardín de Infantes nº 1 del Distrito escolar 12 Rita Latallada de Victoria.

Allí con el apoyo del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales se proyectó del ciclo de películas infantiles Veo Veo, el film “Micaela”


Es la historia de una niña de pelo dorado como el sol y ojos grandes y curiosos. Ella disfruta de la naturaleza que la rodea y de sus juegos y aventuras con sus mejores amigos. Hasta que un día, el malvado Dr. Black y sus torpes secuaces deciden transformar el bosque en un lugar de grises y negros.


Micaela no puede creer lo que ve, pero más se sorprende al descubrir que el Mundo de la Fantasía la ha elegido para salvara la naturaleza de este horrible plan.


Mica es guiada hacia el Arbol de la Sabiduría y llevada a este lugar maravilloso donde será entrenada y recibirá poderes que la ayudaran a vencer al Dr. Black. Pero allí ya no será la Micaela de siempre, allí se convertirá en un dibujo animado.


Fue todo un acontecimiento para estas personitas que no superaban los 5 años, donde apenas se sentaron aplaudían y coreaban la palabra “cine, cine, cine” que desde el comienzo quedaron atrapados en la historia donde se rieron a carcajadas, se asustaron con el Dr. Black y bailaron con cada canción de la película.


Alicia Bocos vicepresidenta de Salvar a Floresta decía “El cine no perdió su magia, aquí quedó demostrado como una película atrapó a los chiquitos, que disfrutaron de la historia, de las imágenes, de los personajes etc. era solo ver y escuchar a los nenes mientras salían comentar la película y preguntarse si Micaela seguía o no con los poderes mágicos, fue algo hermoso”.