martes, 6 de mayo de 2014

Lo qué pasa en Floresta NO queda en Floresta.

Página/12
m2
Sábado, 3 de mayo de 2014

Fin de semana, demoliciones

Como pasa en cada minivacación, los vivos demuelen. Este caso de Flores muestra cómo se pierden edificios por el ambiente de impunidad.


 Por Sergio Kiernan
Cada vez que hay un feriado pasa lo mismo, y en Flores y Floresta ya están acostumbrados al problema. La piqueta aprovecha la enorme fiaca de los inspectores municipales para cargarse edificios patrimoniales, sin cartel ni licencia, confiando en los mimos del macrismo a su industria. El caso de las fotos nos costó la esquina linda de Venancio Flores y Argerich, y la demolición se arrancó de noche y se terminó este 1º de mayo. La variante fue porque en Floresta/Flores ya no dejan pasar estas cosas y los ladrones de edificios tienen presente los casos del Almacén de Alonso y de la casona de Bacacay al 2900, que terminaron en amparos, obras paralizadas y –horror de horrores– lucro cesante.
Según parece, la esquina muere para que su parcela sea englobada con el terreno de al lado sobre Venancio Flores y así se pueda construir una galería, edificio esperablemente mediocre y barato. Lo que intriga es que este doble lote que ahora nacerá está justo enfrente de uno de los absurdos puentes-ruleros con que el gobierno porteño va a arruinar el barrio, lo que significa que la galería terminará frente a un talud de tierra revestido de hormigón. ¿Se hará? ¿Valdrá la pena pasar por el tarifario municipal para hacer locales allí?