viernes, 13 de marzo de 2009

NOTA PUBLICADA EN NOTICIAS URBANAS 13/03/09


INSÓLITO PERO NO ÚNICO
Denunció talleres textiles clandestinos y allanaron su casa
La Subsecretaria de Trabajo porteña, a cargo de Jorge Ginzo, inspeccionó la casa de un vecino que había denunciado talleres textiles clandestinos, en el barrio de Floresta. NOTICIAS URBANAS te cuenta la insólita medida que cuenta con un antecedente.
Por Lucas Schaerer

César Claudio Bonfils no lo podía creer cuando escuchó el timbre y le dijeron que era una inspección. Quedó congelado en el umbral de su casa ante la llegada de una inspectora bajo las órdenes del subsecretario de Trabajo porteño, Jorge Ginzo.
"Grande fue mi sorpresa porque fui el autor de la denuncia de los tres talleres uno de ellos pegado a mi casa. No podía creer lo que me decía, pensé que era una joda. La inspectora pasó al living de mi casa donde mi hija tiene un piano eléctrico. Ella sólo me decía que no sabe quien le pasó esa dirección pero tenía que relevarla", explicó a NOTICIAS URBANAS el vecino denunciante, que vive en la calle Joaquín V. González al 600, una cuadra donde años atrás la cooperativa Alameda había denunciado otros talleres que trabajaban para la famosa empresa de ropa para chicos Cheeky.
El vecino contó que tras la errada inspección a su casa, este martes 9, se dirigieron a los talleres que efectivamente había denunciado frente al propio subsecretario de Trabajo. "Después de las marchas que hicimos en el barrio Ginzo nos convocó. Allí fue que denuncié los talleres, uno lindero a mi casa", relató Bonfils.

Este viernes, en la Subsecretaria de Trabajo fueron nuevamente citados los vecinos de Florestas que forman la ONG "Salvar Floresta", que integra Bonfils. Por la inspección al vecino se justificó Ginzo diciendo que "cuando dieron las direcciones de los talleres quien escribió puso el domicilio del denunciante como taller".

Respecto a las inspecciones en los talleres de Joaquín V. González 636, 621 y 627, el subsecretario no supo o no quiso informar a los denunciantes los resultados obtenidos tras las inspecciones.

Hecho que no es aislado si uno toma en cuenta los comunicados oficiales que se realizan tras las inspecciones. En ellos jamás detallan sobre la marca de las prendas que producían los talleres clandestinos. Una diferencia notable a la anterior gestión que llegó al punto de denunciar junto a la defensora del Pueblo, Alicia Pierini, y la cooperativa Alameda importantes marcas por reducción a la servidumbre y trata de personas.

Volviendo al vecino invadido, este contó a NU otra situación insólita sobre el funcionamiento de la gestión PRO sobre los ilegales talleres. "Por internet denuncié el taller de Joaquín V González 636 pegado a mi casa. Me respondieron de la Dirección de Fiscalización y Control (a cargo de Vanesa Berkowski) diciendo que está habilitado, que hicieron 9 inspecciones. En eso me detallan que no tiene baños para mujeres, sin vestidores, ni salida de emergencia, y además pésima ventilación que es justamente por lo que enferman de tuberculosis a los trabajadores. No entiendo cómo me responden una cosa así".

TALLERES-HOTELES
La ley macrista Buenos Aires Produce lleva menos de un día de estar sancionada y por la misma realidad quedo cuestionada. El vecino de Floresta, que denuncia más de mil talleres clandestinos en su barrio, reflexionó que si "tras la muerte de seis personas en Luis Viale de 5 mil talleres solo 150 se regularizaron, según palabras de los mismos funcionarios, entonces cómo van a lograr que se regularicen los talleres si no lo hicieron después de semejante tragedia".
"Le dije a Ginzo que dentro de los talleres funcionan hoteles. Si la producción no les deja ganancias empiezan a alquilar cuartos. Acumulan gente, 20 a 30 tipos, y alguno una torpeza puede cometer. Entonces se incendia todo y en las condiciones que están habilitados esto pasa a mi casa. A mi no me molesta que trabajen pero no así", dijo Bonfils

INSPECCIONES A FUTURO
El mismo funcionario que debe hacer respetar las leyes y denunciar ilícitos a delitos federales, como contratar personal indocumentado, prometió a los integrantes de “Salvar Floresta” que “a partir del 6 abril” iba el Gobierno a hacer cumplir las normas vigentes.

"Dicen que van a controlar los basurales después de las 6 y 7 de la tarde, e inspeccionar a los 70 micros que vienen todos los días a hacer tours de compras. También nos prometió que si encuentran en un taller el 20 por ciento de trabajadores en negro, automáticamente se clausura".

Gabriel De Bella, referente de la ONG que apunta a no perder la identidad barrial, escribió en un correo electrónico dirigido a este medio: "Esta situación vivida por unos de nuestros vecinos nos lleva a pensar dos posibles situaciones. Que en realidad en nivel de profesionalismo y de gestión del personal del Gobierno de la Ciudad es caótica y que raya lo absurdo, o en realidad fue lo que comúnmente se busca es general el mayor grado de molestias a los denunciantes para así desalentar la continuidad de denuncias y reclamos".

Inspeccionar a quienes denuncian no es un nuevo método para el macrismo. NOTICIAS URBANAS informó el 31 de octubre como la directora General de Fiscalización y Control, Vanesa Berkowski, a las pocas horas de recibir una denuncia por una red de prostíbulos mandó a inspeccionar el centro comunitario La Alameda, que junto a la Defensoría del Pueblo y diputados nacionales como legisladores habían impulsado la denuncia por explotación sexual y venta de drogas en pleno microcentro capitalino.

1 comentario:

FPV dijo...

Para que el subte llegue a Nazca
¡Póngale su firma!

En la Comuna 7, no son pocos los problemas que exigen una pronta solución. Uno de ellos, que nos afecta a muchos de los que aquí vivimos, estudiamos o trabajamos, se refiere al transporte en subte.

La obra de la línea A (que en el tramo Carabobo-Flores-Nazca está casi terminada) se encuentra totalmente interrumpida a causa del recorte de gastos en las obras públicas, impuesto por la actual administración de la ciudad.

Queremos que el subte llegue a Nazca. Tal como nos fue prometido en la campaña electoral. No es un capricho. Es una necesidad y un derecho. Y es muy poco lo que falta para que se convierta en realidad.

Por eso, convocamos a las ciudadanas y los ciudadanos de la zona a desplegar una campaña de movilización y recolección de firmas, para exigir la pronta terminación de las obras.

Queremos un transporte público eficiente y no contaminante, al servicio de los ciudadanos. Movilicémonos y firmemos, para que el subte llegue a Nazca.

encuentrocomunasiete@gmail.com